Un bidón que puede salvar vidas al purificar el agua al usar la energía del sol

Solvatten

Pedra Wadström es una diseñadora y artista sueca que se encuentra en sus sesenta años y que no tiene un trasfondo como ingeniera ni ha estudiado algo parecido. En 2005, cuando volvió a su país después de su paso por Australia, tenía consigo una revolucionaria idea y sin tener tampoco mucho conocimiento sobre energía solar.

En su estancia en Australia, en esos días en los que los rayos de sol caían sobre un bidón, que usaban normalmente para llevar agua desde la fuente a la casa, se fijó que nadie había caído en la cuenta sobre una posible y gran solución. Solvatten es su gran idea y es una solución basada en la energía solar que purifica el agua a personas sin acceso seguro a esta fuente en África.

La tecnología no utiliza ningún tipo de químicos o partes mecánicas y tiene una duración de siete a 10 años, lo suficiente para beneficiar a una familia durante los años más importantes del crecimiento de sus niños.

Más de 660 millones de personas viven sin acceso a agua potable en el mundo, y son los niños los más indefensos ante la escasez de un bien material vital para el humano.

Solvatten

La simplicidad de la tecnología de Solvatten es realmente sorprendente. Un contenedor de plástico negro se llena de agua hasta los 10 litros, y pasa a través de una malla para filtrar las partículas de mayor tamaño. Una vez en casa, la garrafa se divide en dos, como si se abriera un libro, para revelar una superficie en acrílico y transparente con una densa malla de moléculas que permite que la luz ultravioleta pase a través.

La luz irrumpe en la formación de las conexiones de ADN de las bacterias en el agua, lo que las imposibilita que se reproduzcan. Esto por si solo no permite que el agua pueda ser tomada, pero el plástico negro de la garrafa o bidón ayuda a mantener el agua a una temperatura mayor de 55 grados y se encarga de realizar el resto del proceso o trabajo.

Aquí entra en funcionamiento el “efecto sinérgico” que hace que el proceso sea totalmente efectivo, tal como dice David Wadström, quién se encarga de las comunicaciones para Solvatten y es uno de los dos hijos de Petra quienes trabajan para la compañía.

Trabajando a la vez con organizaciones humanitarias y socios comerciales, la compañía fue reconocida por las Naciones Unidas en noviembre de 2015 como una de las 16 compañías que realmente están haciendo una diferencia para paliar el cambio climático.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   casasalameda dijo

    Estupenda idea. Me agrada mucho el efecto sinergico que agrupa distintos pequeños procesos para dar un resustado eficiente.

Escribe un comentario