Tres empresas del sector de energía solar estadounidense quebraron durante este año

La crisis económica norteamericana esta alcanzando todos los sectores industriales incluso el de la energía solar que estos últimos años venia en crecimiento.

Durante este año 3 empresas del sector solar presentaron su quiebra una de ellas es Solyndra una compañía importante en la fabricación de paneles solares con sede en California despedirá a 100.000 empleados.

La depresión de la economía estadounidense, aumento de costos, cambios e incertidumbre en legislación y la resistencia todavía de gran parte del mercado a integrar esta fuente de energía limpia hacen que no sean suficientes los incentivos y ayudas económicas estatales y no soportan la presión financiera.

El sector de la energía solar en EEUU no logra suficiente apoyo  social a pesar de que el presidente Obama manifiesta su apoyo a este sector pero las personas no invierten en esta tecnología verde.

Con estas empresas fuera del mercado mundial por el momento, dejan a China como el mayor productor del mundo en tecnología solar abarcando el 60% de la producción de paneles solares y componentes asociados en todo el mundo.

La industria China de la energía solar es solidas, con crecimiento, apoyo estatal y financiero privado y una buena demanda interna así como precios competitivos para exportar.

Dos realidades distintas para una misma industria.

Es muy negativa la situación de EEUU a nivel país pero también a nivel global ya que de esta forma EEUU seguirá usando energías sucias y por ende contaminando.

La perdida de empleo, la desconfianza en la industria energía solar y un aumento de la contaminación son algunas de las consecuencias del cierre de estas empresas.

El gobierno norteamericano debería buscar formas de evitar que la industria de las energías renovables sea tan frágil.

La energía solar debe ser un pilar dentro de la matriz energética de un país como Estados Unidos que posee buenas condiciones para su aprovechamiento.

FUENTE: Voanews.com

Te puede interesar

Escribe un comentario