Suecia se encuentra en el camino de quitarse de en medio a los combustibles fósiles

Suecia

Suecia ha sido uno de los países que ha estado esforzándose para pasar a ser uno que apueste por las renovables verdes, pero ahora incluso quiere ir más allá para hacer desaparecer la dependencia que tiene de los combustibles fósiles.

En la reciente Asamblea General de las Naciones Unidas, el primer ministro sueco, Stefan Löfven, prometió la entrega de una declaración previa en la que Suecia se convertiría en uno de los primeros países del mundo en estar limpio de combustibles fósiles.

Otra de sus frases: “somos la primera generación que puede poner fin a la pobreza. Y la última que puede poner fin al cambio climático“. Una frase bastante reveladora del momento en el que nos encontramos y como indica el gran objetivo de este país, que es incluso más ambicioso.

Eólica Suecia

Gracias a las directrices lanzadas hace décadas, las fuentes de energías alternativas son más abundantes en Suecia que en otros países, y todavía con eso el 50 por ciento de su energía es producida por los combustibles fósiles. El propio Löfven admite que el objetivo es bien alto, aunque es la única manera de tomar una responsabilidad moral ante futuras generaciones y la sostenibilidad en el cambio que se debe acometer internacionalmente.

Para llegar a esos objetivos, uno de los deberes tiene que ver con los sistemas públicos y convencer al sector privado para que ayude a desarrollar innovaciones climáticas que tengan su efecto.

El gobierno está invirtiendo la suma de 550 millones de dólares para lograr ciertos objetivos para el próximo año relacionados con el clima. Parte de esa suma irá a iniciar fondos para el almacenamiento energético, la energía solar, la eólicas y redes “smart”. El resto irá a parar a transporte público basado en fuentes de energías alternativas como autobuses eléctricos y la renovación de los edificios residenciales para convertirlos en más eficientes.

Te puede interesar

Escribe un comentario