Solar Impulse 2 ha despegado para atravesar el Pacífico sin carburante

Solar Impulse 2

El avión Solar Impulse 2 despegó de China en la noche del 30 al 31 de mayo, y puso rumbo a Hawai, para la más peligrosa de las estapas de su vuelta al mundo.

Propulsado por sólo energía solar, el aparato despegó a las 2h 40 local, el domingo, desde la ciudad oriental de Nankin. Este vuelo tuvo que suspenderse en varias ocasiones por razón de la meteorología desfavorable.

Nunca antes Solar Impulse 2 voló por encima de un océano ni ha permanecido en el aire más de 24 horas. Esta vez, el piloto suizo André Borschberg, de 62 años, tendrá que estar seis días y seis noches seguidas solo al mando del avión para recorrer 8 500 kilómetros.

Cada día, el piloto afrontará alturas de alrededor de los 28 000 pies (8 400 metros) y variaciones de temperatura de 55 grados en la cabina monoplaza no presurizada del Solar Impulse 2. Tan sólo puede realizar breves tiempos de sueño de unos veinte minutos. Su asiento, que no podrá abandonar, está equipado con un sistema de WC.

En caso de avería grave en vuelo, el suizo tendrá que saltar en paracaídas en el océano, a unos cientos de kilómetros de cualquier tipo de auxilio. Ningún barco puede seguir la traza del aparato, que volará a una velocidad máxima de 90 km/h a baja altura y 40 km/h en las capas superiores.

Pero la hipótesis de su propia desaparición deja de piedra a este ingeniero de formación: “No veo esto como un riesgo, porque hemos trabajado mucho tiempo en sus diferentes problemas”. “Si perdemos un motor, podemos volar con los otros tres, por ejemplo”. “En el peor de los casos, tenemos un paracaídas, y una balsa de supervivencia, y sabemos usarlos. Evidentemente, esperamos no tener que hacerlo”, añadió el piloto.

Te puede interesar

Escribe un comentario