Sistemas agrícolas alimentarios y energéticos (IFES)

El sistema de producción IFES es una de las formas que se ha encontrado para reducir la pobreza, garantizar la seguridad alimentaria y la producción energética de las poblaciones y países. Además de ayudar a combatir el cambio climático.

Esta forma de producción consiste en combinar cultivos agrícolas alimentarios y energéticos al mismo tiempo.

Hay muchas formas de llevar a cabo este sistema agrícola de acuerdo a la zona al tipo de cultivos pero la base es la misma integrar la producción de alimentos y energía.

Son varios los casos exitosos en el mundo de implementación de este tipo de sistemas pero se pueden destacar el de la República Democrática del Congo. La plantación de Mampu tiene 100.000 hectáreas allí se combina el cultivo de productos alimentarios como maíz, mandioca, miel y la acacia, obteniendo un elevado rendimiento de los cultivos y  la madera la convierten en carbón vegetal. Dándole la posibilidad a gran cantidad de campesinos de esta zona vivir dignamente de su trabajo.

Este es solo un caso pero hay infinidad de forma de combinar los cultivos en este tipo de agricultura ayuda los pequeños productores a ahorrar dinero.  Ya que no tienen que gastar en comprar combustibles fósiles ya que utilizan los restos de cultivos para producir biogás o electricidad, además de obtener fertilizantes naturales por lo que logran mayor productividad en los cultivos, mejores ganancias y cuidan la tierra además de colaborar con la lucha contra el cambio climático.

Esta forma de cultivo ayuda al desarrollo económico y social de las comunidades pobres.

Le permite tener acceso a alimentos pero también servicios imprescindibles como gas o electricidad.

La FAO el organismo dependiente de Naciones Unidas promueve los sistemas integrados IFES en todo el mundo pero con mayor énfasis en las regiones pobres para que puedan mejorar su calidad de vida.
Hay varios programas desarrollados por Naciones Unidas para implementar en África, Asia y otros lugares este tipo de sistema agrícola.

FUENTE: FAO Cesefor

Te puede interesar

Escribe un comentario