Seguridad nuclear trasciende más allá de la soberanía de cada país

Explosión central nuclear de Fukushima, Japón

Explosión central nuclear de Fukushima, Japón

Gobiernos de 30 países productores de energía nuclear se han  mostrado preocupados por la seguridad de las centrales nucleares en una reunión celebrada esta semana en París.

Ministros y representantes de estos países han solicitado que se revise la seguridad de todos sus reactores y se realicen pruebas que hagan sentir a los ciudadanos más seguros.

La preocupación se manifestó de cara al reciente desastre nuclear de Japón el pasado 11 de marzo en la central de Fukushima-1.

La misma ministra de Medio Ambiente del país anfitrión Nathalie Kosciunsko-Morizet, ha reconocido la necesidad de acciones conjuntas para garantizar la seguridad nuclear que evite las radiaciones perjudiciales a la salud de las personas que pueden estar expuestas a las mismas.

El pasado mes de mayo, en una reunión de los G-8 se llegó a la conclusión de que le sector nuclear requiere de un protocolo de seguridad más estricto, más controlado. La mención viene a lugar debido a que en nuestros días no existe una normativa internacional obligatoria que regule la seguridad de las centrales de energía nuclear.

Actualmente sólo a la Agencia Internacional de Energía Atómica, AIEA, realiza algunas recomendaciones y la aplicación de las mismas depende de cada país, por estas razón algunos delegados se decantaron por dar a la AIEA un papel más protagónico en el ámbito de la seguridad atómica.

El evento contó con la participación activa de la OCDE y tiene el objetivo de formular un planteamiento común en la reunión ministerial de la AIEA que tendrá lugar entre el 20 y el 24 de junio en Viena.

Te puede interesar


Escribe un comentario