Según un estudio, el riesgo cáncer por contacto fuel del Prestige acabó a los siete años

catastrofe-prestige

La exposición prolongada al fuel del “Prestige” provocó daños genéticos que incrementaban la posibilidad de sufrir cáncer a las personas que participaron en la limpieza de la ‘marea negra’ causada en noviembre de 2002 por el hundimiento del petrolero en las costas gallegas. Con todo, el ADN de éstas ya no presentaba ninguna afección siete años después de la catástrofe.

Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de A Coruña (UDC) que será publicado en los próximos meses. El contacto con el fuel causó daños genéticos en los voluntarios que estuvieron expuestos de manera prolongada, aunque la afección en su ADN había desaparecido siete años después.

El riesgo incrementado de padecer cáncer ya no está presente en las muestras analizadas, de manera que las personas que estuvieron en contacto con el fuel tienen un nivel “similar” de probabilidades de sufrir cáncer que las que no estuvieron, según la profesora de Psicobiología de la UDC, Blanca Laffon. “Las personas que estuvieron expuestas al fuel, siete años después ya no tienen daño genético”, ha subrayado.

El estudio distingue entre los voluntarios que sufrieron un daño genético “fácilmente recuperable” -que ya no estaba presente en su ADN pocos meses después- tras una corta exposición al fuel y los que sufrieron daños en su material genético como consecuencia de la inhalación del crudo durante un período de hasta diez meses.

Estos últimos presentaban afecciones en su material genético durante al menos dos años -según otro trabajo del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC)- que ha remitido ya completamente.

Este mismo grupo de investigadores de la UDC ha publicado recientemente en el Journal of Toxicology and Environmental Health otro estudio en el que demuestra la existencia de una relación directa entre la exposición por inhalación a los compuestos emanados por el fuel y el daño en el material genético.

Para analizar las posibles alteraciones en el ADN y en sus procesos de reparación, los investigadores expusieron durante tres semanas a dos grupos diferentes de ratas a un compuesto similar al del ‘Prestige’.

Más información – Aumento del consumo mundial de petróleo

Fuente – EFE Verde

Te puede interesar

Escribe un comentario