Según la OCDE los estados gastan mucho dinero en favor de energías fósiles

carbon

Combatir el cambio climático pasa por reducir por todos los medios el uso de energías fósiles emisoras de gas a efecto invernadero. Petróleo, gas y carbón son responsables del 80% de las emisiones mundiales de CO2 y del 67 por ciento de las emisiones de gas de efecto invernadero. Sin embargo, los estados continúan masivamente subvencionando estas energías contaminantes.

En un informe hecho público el pasado 21 de septiembre, la OCDE cifra en unos 500.000 millones de dólares al año los medios proporcionados por los gobiernos en el mundo para animar al consumo y a la producción. Si tenemos en cuenta a los 34 países miembros de esta institución más Brasil, China, India, Indonesia, Rusia y África del Sur, entre 2010 y 2014, fueron unos 167 mil millones de euros los que estuvieron dirigidos para el sostenimiento del gas, del carbón y sobre todo de los productos petrolíferos.

Para llegar a estas sumas increíbles, los Estados hacen prueba de creatividad en el Registro Fiscal. La OCDE ha censado unas ochocientas medidas diferentes, excepciones, reducción de tasas, bonos de gasolina para los hogares con pocos ingresos, ayudas directas, etcétera. Ciertamente existen muchos tipos de beneficios. Pero en la mayoría de los 40 países estudiados también se ven beneficiados los agricultores, los pescadores y la población forestal, así como los taxis, las compañías aéreas en vuelos internacionales, las familias que calientan su hogar con fuel o gas, los automovilistas, etcétera.

La producción recibe igualmente un gran apoyo tanto a nivel financiero de las minas de carbón o de gas, como a nivel de la investigación, a base de créditos, etcétera. En definitiva, el consumo se ve francamente potenciado y absorbe cuatro de las cinco partes del dinero total de las ayudas.

En los países productores, la proporción de ayudas consagradas a la producción sigue siendo fuerte. La Federación Rusa representa el 78%, los Estados Unidos el 42%, y Canadá el 38%. Alemania continúa subvencionando sus minas aunque ciertamente es 3 veces menos que en 1998. El inventario de la OCDE sobre medidas de apoyo para los combustibles fósiles de 2015 será publicado online para que la gente pueda informarse y debatir.

Te puede interesar

Escribe un comentario