Según Jerry Brown, América lleva una guerra interior sobre el clima

Jerry Brown

Ardiente defensor del medio ambiente, el gobernador Jerry Brown está en París para representar a California, en compañía de su antecesor Arnold Schwarzenegger, y una delegación de 8 elegidos por el Congreso del Estado. Bajo su mandato, California se ha comprometido a reducir las emisiones de sus centrales energéticas del 40% bajo el nivel de 1990 antes de 2030, el objetivo más ambicioso de América del Norte. En la misma fecha, el 50% de la electricidad producida en el Estado tendrá que proceder de energía renovables.

El gobernador ha lanzado de esta forma junto al gobernador de Baden-Württemberg en Alemania, un pacto global llamado Under 2 MOU, a través del cual los firmantes se comprometen a trabajar para limitar el aumento de temperaturas a 2º C. En París, Jerry Brown participó en acontecimientos organizados por los gobiernos franceses, americano, alemán y chino. También ofreció un discurso en la Escuela Normal Superior. Y participó el sábado en la jornada de acción de los actores no de Estado en el marco de la COP 21.

California ha desarrollado lo que se llama el Under 2 MOU, un memorando que compromete a los firmantes a realizar todo lo que esté en su mano para mantener el aumento de temperaturas por debajo de los 2º C o para mantener la producción de gas de efecto invernadero a 2 toneladas por persona. En California, están actualmente en 11 toneladas, y existe todavía mucha parte del camino por recorrer.

Según Jerry Brown, se han comprometido 60 países. Su finalidad es la de unir a tantas provincias y entidades supranacionales posibles para formar un grupo de trabajo y continuar los esfuerzos tras la conferencia. Los firmantes actuarán como catalizadores para animar a sus Estados respectivos a ir más allá de aquellas cosas en las que se hayan puesto de acuerdo en París.

California es excepcional porque tuvo una contaminación atmosférica diferente en los años 1950 y 1960. Cuando el Clean Air Act, la Ley de Aire Limpio, fue promulgado por el presidente Nixon en 1970, Ronald Reagan era gobernador del Estado. Los dos dirigentes se pusieron de acuerdo para dar a California una autoridad independiente para fijar normas de emisiones para los vehículos. Por eso se tomaron reglamentaciones mucho más severas que en otras partes.

Cuando el cambio climático se ha convertido en un tema de preocupación, se ha utilizado la misma autoridad. El gobernador Schwarzenegger promulgó una ley sobre calentamiento climático y la llevó todavía más lejos. La contaminación en California del Sur hace que sus habitantes estén más sensibles a la cuestión de la calidad del aire. De forma natural hemos se ha pasado del control de la contaminación a la de los gases de efecto invernadero.

La parte excepcional de California debe convertirse en norma para los otros Estados, e incluso para el resto del mundo. En París se quiere mostrar que se puede reducir la impronta de carbono creando millones de empleos. Por esta razón en California existe un crecimiento superior al del conjunto del país.

Te puede interesar

Escribe un comentario