Se descargaran 11.500 toneladas de agua altamente contaminada provenientes de Fukushima al mar

El gobierno Japonés autorizo a la planta nuclear de Fukushima a verter en el océano pacifico 11.500 toneladas de agua contaminada con materiales altamente radiactivos.

Esta agua es 100 veces más contaminada del límite legal permitido a nivel internacional.

Las autoridades consideraron que es la única solución para poder seguir trabajando en contener las fugas de radiactividad de la planta.

Esta decisión tan simple parece a ver sido tomada por Homero Simpson y no por expertos en energía nuclear. Ya que las consecuencias de este acto, serán muy graves ya que no solo afectara a Japón sino al el resto del planeta.

El mar contaminado con enormes cantidades de materiales radiactivos producirá la alteración total de los ecosistemas marinos afectando a todas las especies que allí habitan en forma negativa. Seguramente morirán especies y el agua no podrá ser aprovechada para nada.

En unos meses podremos comenzar a observar las verdaderas consecuencias ambientales y humanas de este desastre no solo en Japón sino que otros países también sufrirán los efectos.

La radiación es silenciosa y se esparce fácilmente pero los efectos son contundentes en la vida de las personas, animales y en el medio ambiente. Por eso hay que temerle.

Los defensores de la energía nuclear se están quedando sin argumentos ya que queda al descubierto que no son seguras las plantas nucleares. Y que ante accidentes solo se puede tratar de contener la radiación y en el caso de ser necesario tirar los desechos al mar, no hay más técnicas ni tecnologías que resuelvan el problema.

Esta crisis nuclear demuestra que no se controla la energía nuclear por lo que no debe utilizarse hasta que se tenga un control total de ella.

Los gobiernos deben replantear sus políticas energéticas y dejar de apoyar a la energía nuclear, para evitar que pudieran producirse más crisis nucleares.

FUENTE: The guardian

Te puede interesar

Escribe un comentario