Sal ecológica para deshacer la nieve

Sal ecologica

Biodegradable y no corrosiva para los cementos y los vegetales, Grenoble ha aprovechado la llegada de los primeros copos de nieve para probar una sal ecológica para deshacer la nieve en más de 600 km de carreteras y de aceras.

Tres veces más cara que el cloruro de sodio utilizado de ordinario sobre el asfalto, una sal con un pH neutro, fabricada a base de acetato de calcio, tiene como principal función no ocasionar ninguna interacción química entre el metal el cemento, fuente de contaminación.

Gracias al calcio que contiene, no se constata ninguna corrosión del metal y ningún intercambio iónico con el cemento, lo que podría concretamente conllevar su dilatación. Esta sal no es contaminante y puede ser repartida con los camiones convencionales.

Utilizada mucho más en América del Norte, donde se usa con una composición molecular más compleja, esta sal ecológica se distingue del cloruro de sodio, contaminante y con efectos corrosivos para la fauna y la flora, por sus propiedades de protección de las capas freáticas, atacadas en general al cabo de 15 años por la sal convencional.

De momento probada únicamente en laboratorio, esta sal ecológica debe ser confirmada en su eficacia a gran escala sobre el terreno. Este experimento durará todo el invierno, y permitirá controlar la dosificación necesaria para pasar de esta sal de laboratorio a una sal de uso exterior.

Grenoble ha encargado 40 toneladas de sal ecológica, menos nociva puesto que diluida en el agua no contamina tanto.

Te puede interesar

Escribe un comentario