Remica busca alternativas a la energía nuclear

Hace algunas semanas, precisamente en el mes de marzo, se producía un terremoto de 8,9 grados en la escala de Richter cerca de la costa nororiental de Japón. Algunas horas después, se sumó la llegada de un tsunami, generado por el temblor, cuyas olas de altura de más de 10 metros de altura arrasaron con todo lo que encontraron a su paso.

El corolario de la catástrofe natural, es que se ha vuelto a poner en duda la seguridad de la energía nuclear y aún los más acérrimos defensores de la misma, en estos momentos se plantean los modelos energéticos actuales y evalúan la posibilidad de abandonar este tipo de sistema de abastecimiento.

Sin lugar a dudas, la alternativa más idónea son las energías renovables y, entre ellas, la energía solar se muestra como opción “estrella”. Según estudios realizados, ubicando plantas solares en puntos estratégicos de la Tierra, sería posible generar energía suficiente para abastecer las necesidades primarias de toda la población mundial.

España es en Europa uno de los países con mayor cantidad de horas de sol y, consecuentemente, un generador en potencia de este tipo de energía. Varias empresas españolas han optado por implantar energía solar en todo tipo de infraestructuras, como el caso de Remica, corporación que se dedica a proyectar, realizar, mantener y gestionar sistemas de frío y calor, optimizando los recursos tecnológicos y humanos y obteniendo el máximo rendimiento energético.

Estas empresas, al igual que Remica, han comprobado que el futuro pasa por la eficiencia energética y que el desarrollo sostenible es la única vía para no destruir el medio ambiente.

Te puede interesar

Escribe un comentario