Reino Unido quiere desbloquear la explotación de gas de esquisto

Gas de esquisto

El gobierno británico quiere acelerar la explotación de gas de esquisto. Frustrado por muchas dificultades encontradas hasta ahora, de hecho ninguna explotación está en curso desde hace 3 años, multiplicando el pulso para intentar lanzar esta industria.

El pasado 18 de agosto, el gobierno concedió 27 licencias de explotación suplementaria, esencialmente en el norte de Inglaterra. 2700 kilómetros cuadrados que pueden potencialmente ser explotados, utilizando la técnica controvertida y contaminante de la fracturación hidráulica. Las empresas Engie y Total forman parte del capital que se beneficiará. 132 otras licencias están en estudio y se espera una atribución de aquí a finales de año.

Esta decisión viene tras el anuncio de ciertas medidas de aceleración de los procedimientos de autorización para las explotaciones. Furioso contra las colectividades locales que normalmente se toman un año o más para conceder luz verde, además de las licencias, el gobierno británico pretende dar salida a todos los informes que superan los 4 meses. Según el Ministerio de la energía, el gas de esquisto es una prioridad nacional.

“Es necesario avanzar”, explica el subsecretario de Estado de Energía. Según él, esta fuente es indispensable. “Mantener las luces encendidas y proporcionar energía a la economía no es algo negociable”.

Te puede interesar

Escribe un comentario