Reducir las emisiones de CO2 de aquí al año 2020

 Contaminación

Olvidémonos un instante de la crisis financiera que monopoliza la escena política europea para volver a un tema sobre el cual Europa quiere ser líder, y esto desde hace varios años: combatir el cambio climático.

En el sector de los transportes, cuando se habla de reducción de emisiones de CO2, el vehículo eléctrico se cita como la esperanza del futuro. Pero, ¿qué se puede realmente esperar de los coches eléctricos para reducir las emisiones de CO2?

Antes de responder a esta pregunta conviene recordar algunas cifras: en Francia, por ejemplo, el sector de los transportes representa el 30% de las emisiones de CO2 del país. Se trata del primer sector emisor, frente al sector residencial y terciario, y el sector industrial.

Veamos ahora las economías potenciales de CO2 que se pueden esperar gracias al despliegue masivo de vehículos eléctricos en el horizonte del año 2020. La estimación es sencilla: a razón de un consumo eléctrico de 1500 kWh por vehículo cada 10.000 km de media anual, las emisiones de CO2 correspondientes alcanzan unos cien kilos. Con un vehículo térmico nuevo comprado en 2020, el mismo kilometraje anual provocaría algo más de 1 tonelada de CO2, en condiciones reales de uso.

Más información – El papel de las emisiones regionales de CO2

Te puede interesar

Escribe un comentario