Razones para usar las bombillas de bajo consumo

 Bombilla

En cuestión de economía de electricidad, el kWh menos caro es el que no se utiliza. Las bombillas de bajo consumo economizan energía (LED, bombillas fluocompactas) y duran de 12 a 15 veces más tiempo, y consumen 5 veces menos electricidad que las bombillas clásicas incandescentes, al tiempo que difunden la misma cantidad de luz.

Estas bombillas duran más tiempo, lo que reduce al frecuencia de reemplazo y por lo tanto los costes de mantenimiento. Para los espacios industriales o de gran volumen, más vale elegir los tubos fluorescentes de alto rendimiento.

Una bombilla fluocompatcta o bombilla de bajo consumo (o LBC) es un tuvo fluorescente emitiendo luz: el tubo se ha miniaturizado, plegado en dos, tres o cuatro veces, o enrollado. Estas bombillas de bajo consumo están destinadas a reemplazar las bombillas clásicas por razón de sus muchas ventajas a nivel energético y ecológico.

A parte de su precio, una bombilla fluocompacta tiene el inconveniente de contener mercurio (de 3 a 25 miligramos en función de los modelos) y por eso se considera que es un residuo contaminante y peligroso. Por eso es imperativo que se tiren en contenedores especiales, igual que se hace actualmente con la recogida de pilas para el reciclaje.

Más información – Adiós a las bombillas incandescentes

Te puede interesar

Escribe un comentario