Quant e-Sportlimousine es un deportivo que funciona gracias al agua de mar

Quant e-Sportlimousine

Lo que da rabia de estos vehículos es su alto precio, pero conforman lo que podría ser el futuro para algunos cuando sean fabricados a mayor escala. De todas formas es una interesante noticia que en el pasado Salón de Ginebra fuera presentado este vehículo Quant e-Sportlimousine desarrollado por NanoFlowcell. Y por lo que se ha podido saber pronto lo veríamos por las carreteras pero claro a un precio casi prohibitivo.

Un vehículo que tiene un diseño exclusivo y que su principal atractivo se encuentra en el uso de agua salada como fuente de energía para alimentar sus baterías mediante un proceso químico de oxidación y reducción.

Lo interesante de este proyecto es que ya ha pasado con éxito las pruebas de homologación como coche de calle, lo que significa que podríamos verlo en las calles y carreteras para más pronto de lo que podríamos pensar, ya que sorprende y mucho la utilización como combustible de agua de sal.

Un coche enorme en dimensiones con 5,25 metros, se abre en dos puertas en ala de mariposa y tiene una velocidad punta de 380 kilómetros por hora para acelerar hasta los 100 km/h en 2,8 segundos. Se mueve gracias a cuatro motores eléctricos ubicados en el centro de los ejes y es desde aquí donde se gestiona el total de 925 caballos de potencia.

Unos supercondensadores se encargan de suministrar de la electricidad producida por lo que sería una batería y una pila de combustible. La autonomía es de 600 kilómetros gracias a los dos grandes tanques de 200 litros. Estos contienen dos tipos de líquidos, uno cargado de forma negativa y el otro de forma positiva. Las bombas aspiran los líquidos para que entren en contacto y se produzca la electricidad instantánea.

Sorprende la capacidad eléctrica con 120 kWh, un 40% más que un Tesla Model S, y el peso del coche con 2300 kilos por llevar esos tanques de agua salada. De momento se fabricarán cuatro unidades y llegará a las carreteras bien pronto.

Te puede interesar

Escribe un comentario