Q.rad, un radiador digital para calentarse gratuitamente

Q-Rad

La joven empresa Qarnot ha apostado por transformar el radiador eléctrico. El objetivo es doble, vender a las empresas potencia informática para sus aplicaciones, al tiempo que calienta gratuitamente los apartamentos o las oficinas. Un círculo virtuoso que muestra una de las vías posibles hacia un Internet ecoresponsable.

Actualmente existen 3.775 centros de datos en todo el mundo. La tendencia es a la aceleración con el desarrollo de la economía digital, la explosión de internet móvil, la informática desmaterializada, y el internet de los objetos. En su informe anual de 2015, la ONG Greenpeace predice que el número de mega data centers va a explosionar para representar un 70% de las instalaciones de este tipo que serán construidas en 2018. Cerca del 80% de la población adulta Mundial estará conectada a Internet en 2020, y el número total de terminales conectados representará dos veces el de la población global en 2018.

Sin embargo, sabemos que los centros de datos son energívoros, tanto por su funcionamiento como su enfriamiento. Los actores afectados se movilizan para encontrar soluciones, concretamente fabricando data centers alimentados por energía eólica, solar o hidroelectricidad. Muchas iniciativas surgen igualmente para reutilizar el calor desprendido por los servidores, con el fin de reducir la impronta de carbono de los cálculos informáticos, al tiempo que calientan gratuitamente espacios, oficinas, o edificios públicos.

Esto es lo que propone la joven empresa innovadora francesa Qarnot con su radiador digital Q.rad. Un Q.rad es un pequeño servidor con varios procesadores de diferentes núcleos Intel y 16 gigas de memoria que se ejecuta a distancia, una conexión a Internet por fibra óptica, de cálculo informático complejo para empresas. El calor desprendido por la actividad intensiva de los procesadores se transmite a disipadores y luego es restituida en forma de calefacción en una habitación.

Te puede interesar

Un comentario

Escribe un comentario