Purificadores de aire en los coches para combatir la contaminación

 China

La contaminación atmosférica es cada vez más severa en todo el mundo, y particularmente en China. Para ayudar a los automovilistas chinos a respirar mejor, varios fabricantes ofrecen purificar el aire en el interior de los vehículos.

Cuando el salón del automóvil de Pekín abrió sus puertas al público, la capital presentaba un smog oscuro, tan corriente en las metrópolis chinas. Y la explosión del tráfico rodado no ayuda a la calidad del aire, de hecho deteriorada por las fábricas y las centrales de carbón.

Bien que la filtración del aire en el habitáculo existe desde hace 30 años, los graves problemas de contaminación en China, primer mercado del vehículo mundial, han impulsado a los fabricantes a desarrollar y mejorar significativamente sus equipamientos.

Volvo, el fabricante sueco comprado por el chino Geely, se enorgullece de ofrecer aire limpio gracias a sus equipamientos que filtran partículas, polen y residuos de ozono. En el interior de un Volvo se respira como si se estuviera en Escandinavia, y en cuanto se abre la puerta, se vuelve a respirar el aire de Pekín.

Por su parte, el japonés Nissan ofrece desde 2010 en su gama premium Infiniti un sistema de filtración llamado Forest Air.

Te puede interesar


Escribe un comentario