Príncipe Carlos practica el ecotunning

Convertible clásico Aston Martin

Boda de William y Kate. Convertible Aston Martin que usa bioetanol.

La encantadora pareja real formada por William y Kate, duque y duquesa de Cambridge se dirigieron desde el Palacio de Buckingham a Clarence House en un convertible clásico de los 60, un Aston Martin propiedad del Príncipe Carlos, después de la ceremonia de su casamiento durante la mañana de ayer.

El heredero de la corona británica modificó, en 2008, este coche para adaptar su funcionamiento a un combustible ecológico como es el bioetanol, obtenido a partir de residuos de vino.

El descapotable es un coche con historia. Lo recibió el Príncipe Carlos a propósito de su vigésimo primer cumpleaños como obsequio de sus padres la reina Isabel II y el duque de Edimburgo. Es el modelo mítico que popularizó de película “Goldfinger”, en la cual el actor Sean Connery interpretó el personaje de agente 007.

El Príncipe de Gales posee, además, un Land Rover, un Audi, dos Jaguar y el Aston Martin DB5 y todos están adaptados para recibir energía verde del bioetanol puro (E100), de procedencia sostenible: residuos de vino y otros resultantes de la fabricación de queso. El etanol es una sustancia obtenida a partir de la fermentación de azúcares que puede usarse como carburante, bien sea solo o mezclado con gasolina en diversas proporciones, es un biocombustible.

Independientemente de la cantidad de kilómetros que recorra en sus desplazamientos, Carlos quiso que éstos fuesen más ecológicos. El clásico convertible donde se desplazaron los duques de Cambridge, consume 23,52 litros de vino cada 100 km. Una leyenda urbana en Londres asegura que cuando el coche pasa, deja una agradable aroma a vodka, en lugar de perjudiciales emisiones de CO2.

Te puede interesar

Escribe un comentario