Premio Nobel de química afirma que dentro de 30 años podremos vivir del sol

Energía solar

El Premio Nobel de Química 1988, Robert Huber, ha expresado una posición crítica ante las energías renovables en el Foro Joly patrocinado por Iberdrola en Sevilla, donde ha dictado una ponencia sobre “El Futuro de las Energías Renovables”.

Huber aboga por las energías verdes pero observando algunas condiciones que él considera que deben tomarse en cuenta. Se refirió, por ejemplo, a los paneles solares, estima que se deben colocar en zonas áridas y no en terrenos cultivables pues éstos son para sembrar alimentos para la población, son terrenos agrícolas destinados a producir alimentos para la población mundial que continúa creciendo.

Adicionalmente, Huber no aprueba la implementación de una estrategia energética común para Europa sino que piensa que cada país debe definir sus propios proyectos según sus particularidades.

En cuanto a las energía solar y eólica esgrime tienen la limitación de la disposición de aire y de sol, además de que necesitan mucha capacidad de almacenamiento. Un argumento interesante de Huber se refiere al uso que se la da a la producción de energía pues se produce electricidad para los centros poblados pero el catedrático asegura, también, que el campo también requiere de energía para la producción agrícola.

El científico recuerda que la eólica ha crecido significativamente pero le encuentra un desarrollo limitado debido a la disponibilidad y las largas líneas de transmisión, le encuentra problemas tecnológicos y de logística. A su vez, sugiere que las turbinas debería ubicarse en el mar para mantener intacto el paisaje verde.

Para Huber, el sector se está reorganizando y aunque destaca la dependencia actual de las fósiles no deja de reconocer el desarrollo de las renovables asegurando que la solar se convertirá en la más importante y que se avecina un proceso de transición para todas, incuso para la energía nuclear.

Prevé que para dentro de 30 o 40 años se podrá vivir del sol “si la política lo permite y si hay más paz en el mundo”. En el área tecnológica señala como urgente aumentar la capacidad de almacenamiento para palear los inconvenientes de disponibilidad, transporte o costes.

En cuanto a la energía nuclear asegura que sería un error cerrar las centrales nucleares pues sustituir la energía que producen tomará tiempo.

Te puede interesar


Escribe un comentario