Precio y desinformación afectan ventas de productos ecológicos

producción agrícola en España

España exporta entre el 60 y 80% de la producción ecológica

Adjetivos como ecológico u orgánico o monosílabos como bio o eco no terminan de convencer a los consumidores españoles para meter los alimentos con estas etiquetas a la cesta de la compra, aún cuando las estadísticas señalan que gozan de prestigio y reconocimiento como en cualquier otro país de Europa. En un estudio monográfico adelantado por el Ministerio de Agricultura, sobre los productos ecológicos dentro del Observatorio de Consumo y Distribución Agroalimentaria, realizado entre 2009 y 2010, se realizó una encuesta entre 2000 personas de las cuales el 72,5 por ciento aseguró haber oído alguna vez sobre productos ecológicos, pero sólo el 37,9 por ciento de éstos los consume ocasional o habitualmente, es decir, sólo el 27,5 por ciento del total de encuestados.  Estos “conocedores” argumentaron razones como que son más saludables, tienen mejor sabor, más calidad y mayor respeto por la naturaleza y el medio ambiente.

Por otra parte, la encuesta del Observatorio de Consumo arroja que el 62 por ciento de las personas no consumidoras de productos ecológicos argumentaron desconocimiento,  escasa distribución,  precio superior, que no tienen ventajas con respecto a los productos tradicionales  y una minoría aseguró no fiarse de que sean ecológicos (falta de confianza).

Este desinterés del mercado español ha hecho que la producción de productos ecológicos en España (entre las diez mayores del mundo), se exporte a Alemania, Francia, Reino Unido, Países Bajos, Italia, Estados Unidos y Japón en un 80 por ciento. Son países donde el consumo anual per cápita de estos productos es de 30 euros, mientras en España es de 7 euros.

Algunos voceros del sector estiman que la falta de divulgación es uno de los motivos principales de la apatía de los consumidores españoles. Los ciudadanos deberían saber que en la producciones agrarias ecológicas no se usan plaguicidas ni fertilizantes sintéticos, ni antibióticos para el ganado, se usan plaguicidas naturales, abonos orgánicos y piensos sin aditivos. Su mejor sabor y mayor capacidad nutritiva se debe a que no son sistemas intensivos (los animales se sacrifican más tarde y las verduras crecen a su ritmo.  Esto justifica el que los ecológicos sean más caros (entre un 10 y 40%) porque se obtiene menos cosechas al año,  pero de calidad superior.

Fuente:  Ventas Ecológicas


Te puede interesar

Un comentario

  1.   Bobby dijo

    Great post with lots of impotrant stuff.

Escribe un comentario