Plantas de biomasa

Las plantas de biomasa tienen características interesantes ya que pueden producir electricidad a través de residuos forestales.
Una central eléctrica de biomasa produce electricidad utilizando residuos que se acumulan en bosques y montes. No se desmonta para proveer este recurso ya que se favoreceria la deforestación lo cual es muy negativo.
El funcionamiento de la planta es bastante simple, pero se requiere de materia prima como ramas, troncos de árboles, pastos,etc, y de abundante agua para funcionar por lo que deben ser instalada en sitios con estos recursos en forma continua y abundante.
Las plantas de biomasa producen energía renovable, pero además previenen incendios forestales en alrededor de un 70% y ayudan a combatir el cambio climático.
Las plantas de biomasa bien ubicadas y gestionadas permiten tener energía limpia pero si se abusa de este tipo de actividad puede que se generen problemas de deforestación.
Para evitar esta situación debe ser regulado luego de su instalación por el estado.
No se recomiendan construir grandes plantas de biomasa, sino que sean pequeñas, en zonas que cumplan con los requisitos geográficos y que tengan necesidades eléctricas.
La biomasa también puede ser utilizada por las centrales térmicas convencionales a carbón remplazándose por biomasa siendo menos contaminante.
La biomasa es un recurso escaso que debe ser bien administrado para que sirva ya que si se abusa de este recurso natural generara más problemas que beneficios.
Alemania y España son pioneros en la gestión de biomasa para generar electricidad y reducir los incendios forestales cada año.
Las plantas de biomasa tienen todavía que mejorar a nivel tecnológico para poder bajar costos operativos de funcionamiento y logística logrando que sea más viable económicamente para el inversor.
Los estados deben fomentar, por un lado el uso de la biomasa en forma responsable y regular luego su funcionamiento para prevenir el uso indiscriminado de este recurso.

Te puede interesar

Escribe un comentario