Plan de Energías Renovables 2011-2020 supondrá una inversión de €62.800 millones

Energías renovables, energía eólica

El desarrollo del Plan de Energías Renovables (PER), para la próxima década 2011-2020 supondrá una inversión total de 62 mil 800 millones por parte del Estado de euros y generará costes cercanos a los 20 mil millones, destinados principalmente al pago de primas de las energías alternativas.

La agencia de información EFE ha podido extraer información del borrador del Plan y transmite hoy que la mayor inversión estará destinada al sector eléctrico con un importe de 55 mil 742 millones, seguida por las térmicas (6 mil 279 millones) y biocarburantes (775 millones).

De los costes de 20 mil millones de euros aproximados, 19 mil millones corresponden al sector privado, en tanto que los gastos de administración estarán cercanos a los un mil 200 millones.

Sin embargo, desde Industria aseguran que los costes serán compensados pues el Plan generarán el ahorro de 25 mil 954 millones de euros debido a la disminución de importación de gas natural (15 mil 081 millones) y de gasóleo (6 mil 428 millones) y a la reducción del consumo de carburantes y emisiones de dióxido de carbono (3 mil 567 millones).

Las primas de las energías renovables tendrán un ascenso progresivo a partir de los 476 millones actuales para 2011 hasta más de un mil millones en los dos años que siguen. El importe estará cercano a los 2 mil millones entre 2014 y 2020 y supondrá en total un ascenso global de 18.534 millones.

De cumplirse las metas establecidas en el Plan, las energías renovables significarán casi 18 mil millones de euros para el PIB nacional hasta 2020. De este importe 13 mil millones serán aportaciones directas y 5 mil millones indirectas.

El PER preve que entre 2011 y 2020 algunas tecnologías serán competitivas por lo que no requieran primas. Entre éstas últimas el Plan incluye la energía minihidráulica y la eólica terrestre, que serán autónomas a partir de 2014 y la geotérmica convencional y la biomasa a través de residuos, que lo serán en 2017 aproximadamente.

A su vez, subraya un segundo grupo de energías que serán competitivas durante los años 2020 y 2030, y en este renglón lista la solar fotovoltaica y termosolar, la eólica marina y los residuos urbanos.

Te puede interesar


Escribe un comentario