Piedrabuena construirá una central de energía de biomasa

En la localidad de Piedrabuena construirá una planta de energía que utilizara biomasa con la cual podrá producir 25 KW, abastecerá la demanda de aproximadamente 50.000 habitantes.

La construcción de esta planta de energía estará a cargo de Tecnoma y tendrá un costo de 50 millones de euros. Este proyecto será un impulsor de la economía de esta comunidad ya que creara una importante cantidad de empleos en el lugar.

El proyecto se espera que comience a finales de año ya que falta concluir la etapa de presentación de documentación y permisos para su construcción. Ya supero positivamente la evaluación de impacto ambiental.

Esta planta tiene el apoyo del municipio y otros organismos estatales, debido a que existe una política de impulsar y fomentar la producción de energía limpia en este municipio.

Como esta central de biomasa requiere de utilizar cantidades importantes de agua su emplazamiento será cercano a la depuradora municipal para reutilizar las aguas residuales para producir energía.

Piedrabuena quiere convertirse en un referente de generación de energía limpia y renovable.

La producción de electricidad con biomasa esta creciendo en todo el mundo debido a las excelentes resultados que proporciona ya que no solo se genera electricidad ecológica sino que se reutilizan residuos orgánicos producidos en otras actividades económicas.

De a poco se va popularizando la construcción de este tipo de fuentes de energías renovables en muchos países. En especial es ideal para pequeños pueblos o poblaciones o aisladas con dificultad para utilizar la red eléctrica convencional.

Esta planta de biomasa no solo aumentara la capacidad de generar electricidad con bajo nivel de emisiones de CO2 sino que mejorara la calidad de vida de las personas y ayudara a su desarrollo económico y social.

Este proyecto será muy positivo para toda la localidad y además motivara a otros a imitar este emprendimiento ambientalmente sustentable y económicamente en materia energética.

FUENTE: Revista de la energía

Te puede interesar

Escribe un comentario