Pekín se compromete en el límite de los gases de efecto invernadero

China

Los dos mayores contaminantes del planeta dan un paso en favor del clima, los presidentes chinos y americanos, reunidos en Washington, deberían anunciar una serie de medidas que permitan alcanzar sus objetivos para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, según la prensa americana, citando fuentes en el seno de la Administración Obama.

En noviembre de 2014, durante una visita de Barack Obama a Pekín, China se comprometió a alcanzar un pico de sus emisiones de CO2 en 2030 o antes, mientras que los Estados Unidos prometieron por su lado reducir en 2025 sus emisiones de carbono del 26 al 28% con relación a los niveles de 2005.

De esta forma las dos primeras potencias del planeta deberían detallar los medios para alcanzar estos objetivos.

China debería concretamente desvelar su ambición de lanzar un mercado de intercambio de créditos de carbono en el horizonte de 2017, una medida que requerirá igualmente la adopción de un techo en cuanto a las emisiones de gases de efecto invernadero.

China debería igualmente, por primera vez, comprometerse a participar en uno de los fondos de apoyo a los países más pobres en la lucha contra el cambio climático. Se trata de una tarea que Pekín rechazaba anteriormente y colocaba sobre los hombros de los países ricos occidentales, evocando su responsabilidad histórica.

Te puede interesar

Escribe un comentario