Parquét de bambú gana mercado como revestimiento ecológico

suelos de bambú

Muchos suelos de bambú no contienen formaldehido

Los revestimientos de suelo, y en especial los parquéts han tomado también un tinte ecológico, de hecho, todas las marcas de parquét de gama media y alta poseen el certificado FSC que certifica que la madera que contienen proviene de bosques responsablemente administrados y por tanto sostenibles.

En este contexto, durante la última década, hay una “madera” que se ha incorporado exitosamente al mercado de pavimentos de parquét. Es el bambú, el cual no es exactamente madera sino que pertenece a la familia de las gramíneas. Debido su dureza y durabilidad se ha utilizado tradicionalmente en la confección de muebles y en algunos países asiáticos se usa en la industria de la construcción y en la fabricación de andamios.

Su dureza lo ha categorizado como “la hierba de hierro” pero tiene la ventaja de la flexibilidad que no tiene este metal y es más barato. Esta característica se lo aportan las fibras de las cuales está compuesto.

El bambú es muy valorado por su eficiencia para absorber CO2 la cual es superior a la de otros árboles tropicales. Es un cultivo sostenible pues requiere poca agua, se dice que sus raíces sostienen la tierra evitando deslizamientos e incluso se le atribuyen propiedades antisísmicas por lo que se ha adoptado como materia prima para la construcción de viviendas en algunos países.

Esta características le han adjudicado mucho valor como pavimento de suelos donde se vuelve cada vez más competitivos debido a los beneficios ecológicos y sanitarios que posee. Es una planta antiséptica y por su misma naturaleza es antiresbalante y antialérgico. Requiere de poca energía para su transformación y es de crecimiento rápido y por lo tanto es muy renovable. Por su composición y su gran resistencia a la humedad, los suelos de bambú no necesitan adición de formaldehido.

Actualmente, existen en el mercado suelos de bambú tanto para interiores como para exteriores que son comercializados listos para instalar y tienen fácil mantenimiento. Su comportamiento al ambiente es conveniente pues regula la humedad y es estable ante los cambios de clima estacionales.

Te puede interesar

Escribe un comentario