Para antes del 2020 Europa podría no necesitar ninguna nueva planta de energía

Red eléctrica

Para las próximas décadas, la generación a gran escala de electricidad centralizada de los combustibles fósiles podría ser una cosa del pasado en Europa.

Desde el banco UBS se ha lanzado un nuevo reporte anticipando los grandes avances desde tres puntos clave como son la energía solar, la tecnología de las baterías y los vehículos eléctricos que pondrían el finiquito a la generación de energía eléctrica tradicional de enormes instalaciones que se basan en el carbón o gas natural.

Para el 2020 se podría llegar a un punto culmine en este sentido. En ese momento, la investigación de un sistema de energía solar para casas con una duración de 20 años, tecnología a pequeña escala para las casas y los coches eléctricos, pagarían por si mismos, de aquí a 6 u 8 años, la factura del consumidor medio en Alemania, Italia, España y al resto de Europa. Y todo esto se debería sin ningún tipo de ayuda por parte del gobierno para la energía solar.

En otras palabras, el reporte dice: “un alemán debería de recibir 12 años de electricidad gratuitamente por un sistema comprado en el año 2020“. Lo que significa que a partir de ese año los europeos ya no dependerían del modelo tradicional energético.

El análisis también sugiere que para poder sobrevivir en este nuevo mundo, se debe de enfocar los esfuerzos en proveer redes de distribución localizadas para manejar mejor la demanda de una red totalmente descentralizada.

Esto funcionaría a un nivel del propio hogar con un coche eléctrico que se cargaría en la noche debido a la electricidad recibida durante el día, mientras que el sobre exceso de energía solar se mantendría en una batería que podría ser descargada para usarla en la propia casa. La energía eléctrica suministrada por la propia red no desaparecería completamente pero quedaría relegada como algo secundario para ciertas horas del día.

En lo concerniente a los coches, UBS piensa que todavía tomará un tiempo en que los vehículos eléctricos sean la base del transporte privado. Aunque a día de hoy el coste por tener un modelo Tesla S es equivalente a un Audi A7 en 3 años.

Para el futuro el consumo de energía se hará de una manera más eficiente con baterías que reducirán el coste de las mismas en un 50%.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario