Nuevos barcos para evitar el choque de ballenas

Ballena

En estos últimos cuarenta años, los científicos estiman que unos 70 cetáceos han muerto tras una colisión con un barco en el Mediterráneo. Para evitar estas colisiones, la asociación Souffleurs d’écume desarrolla desde hace siete años un sistema de navegación que permite a los barcos intercambiar en tiempo real la posición de los grandes cetáceos percibidos sobre la ruta.

El sistema Repcet (Localización en tiempo real de los Cetáceos) equipa ya a una decena de grandes buques cuya zona de navegación es esencialmente el santuario marino de Pelagos, alrededor de la isla de Córcega. Su principio es sencillo: Cada observación de grandes cetáceos realizada por la tripulación es transmitida en tiempo real por satélite a un servidor situado en tierra. Este centraliza los datos y difunde alertas a los barcos equipados y susceptibles de ser afectados por una señal.

Repcet es un sistema sencilla y ergonómico. En tres clics de ratón, la información sobre la localización de un cetáceo es compartida”, explica Pascal Mayol, director de Souffleurs d’écume. Según François Sarano, antiguo consejero científico del comandante Cousteau, especialista de la fauna marina y miembro del jurado del premio de la Fundación Salins, “es el único sistema hoy en día que permite evitar la colisión entre cetáceos y barcos“.

Te puede interesar


Escribe un comentario