Nueva técnica de líquido poroso para capturar el gas carbónico

Gas carbonico

Unos investigadores irlandeses acaban de presentar un líquido poroso. Se trata de almacenar el gas en especies de huecos, que pueden absorber una cantidad considerable de gas carbónico. Este extraño descubrimiento ofrece nuevas perspectivas para muchas aplicaciones, como evidentemente de la que hablamos, la captura de carbono.

Los materiales cuya estructura es porosa son tecnológicamente importantes. Hasta ahora, los materiales porosos eran sólidos. Ahora se ha conseguido construir un nuevo género de material poroso, un material líquido y poroso.

Los sólidos porosos son muy útiles en los procesos de separación de moléculas o de catálisis. Los ceolitos, por ejemplo, pueden servir de tamiz molecular. Un ceolito es un cristal formado por un esqueleto microporoso. Los espacios vacíos que configuran su estructura permiten solamente dejar pasar moléculas de ciertos tamaños y de ciertas formas. Con lo cual se puede limpiar el agua de partículas radioactivas tras un accidente nuclear.

Pero los sólidos porosos tienen sus límites. De esta forma, para la captura de dióxido de carbono tras la combustión, las soluciones basadas en disolventes líquidos, por ejemplo, son mejores de aplicar en los procesos industriales. De ahí la idea de buscar una solución última en un material que combine las propiedades de porosidad y de fluidez.

Para llevar a cabo este líquido poroso, los investigadores han elaborado el líquido partiendo de cajas moleculares que permiten crear, en el corazón del líquido, muchos espacios vacíos. Recordemos que las cajas moleculares son, como su nombre indica, moléculas en forma de caja que permiten habitualmente encapsular un átomo, un ion o una molécula.

Este descubrimiento permite concebir un líquido en el que la concentración en cajas moleculares es 500 veces más alta que en otras soluciones moleculares que contienen cavidades. De esta forma se han podido mejorar las propiedades globales del líquido.

Te puede interesar

Escribe un comentario