Nueva Delhi, la ciudad más contaminada del mundo

Nueva Delhi

El cielo de Nueva Delhi tiene dos enemigos, la contaminación atmosférica y la burocracia India. La nueva tasa ecológica que debía aplicarse en vehículos comerciales en los peajes de la capital india a partir del 1 de noviembre, por decisión de la Corte Suprema, finalmente no sé aplicó. El estado de Nueva Delhi confía la colecta del dinero del peaje a una subcontrata que ha explicado que no está en medida de cumplir su función, por falta de mano de obra suficiente, de formación adecuada de su personal, y de instrucciones claras procedentes de las autoridades.

Las tasas de peaje a la entrada de Nueva Delhi son tan bajas que los vehículos de transporte prefieren ahorrar dinero atravesando sus grandes arterias más que rodeando la ciudad. Las vías de contorno, todavía en obras, son igualmente insuficientes. Alrededor de 60.000 vehículos comerciales entran cada día en Nueva Delhi, a partir de las 20 horas, y casi la mitad de los pesos pesados tan solo transitan por ellas.

Sin embargo, Nueva Delhi es una de las ciudades más contaminadas del mundo, presentando la tasa más alta de partículas finas PM 2,5 según la Organización Mundial de la Salud. La circulación de coches en Nueva Delhi contribuye a un tercio de la contaminación atmosférica. Los pesos pesados son tan contaminantes que algunos de ellos ruedan con un carburante fraudulento.

Y todo esto sin contar con la contaminación acústica, en un país donde el claxon se utiliza en vez de usar el intermitente. Tan solo los fabricantes de vehículos se alegran por el aumento de las ventas en la capital. Cerca de 1.800 nuevos vehículos se ponen en circulación cada día y las normas de emisiones están entre las más laxas del mundo.

A este ritmo, cerca de 32.000 habitantes, afectados de cáncer, enfermedades cardíacas y respiratorias, encontrarán la muerte de forma prematura de aquí a 2025.

Te puede interesar

Escribe un comentario