Nuestro relato para el “I Concurso De Microcuentos Eólicos”

Hoy os queremos hacer partícipes a todos del cuento que vamos a presentar al I Concurso De Microcuentos Eólicosdel que en días pasados hablábamos en este mismo rincón y que organiza la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

Para los más despistados os recordamos las normas y plazos de presentación: “Los microcuentos no deben de exceder de las 100 palabras para ser válidos y además comenzar por la frase “Y, de pronto,  me encontré delante del molino”. Todos aquellos que queráis participar, debéis enviar los relatos hasta las diez y media del 16 de junio de 2012 y desde las diez y media del próximo 11 de junio.

Nuestro microcuento dice así…

“Y, de pronto, me encontré delante del molino, un molino de viento que empuñaba una espada que jamás antes había visto a ningún caballero de los vientos. La batalla se presentaba difícil, imposible diría yo, pero pronto empecé a darme cuenta de que tenía muchos puntos débiles. Cuando el viento no soplaba aquel enorme molino se movía muy lento y de forma muy torpe. La noche me brindó mi mejor oportunidad, no se movía ni una gota de aire y el molino dormía tranquilo. Una sola estocada fue necesaria para que aquel gran molino dejara de luchar y dejarme paso.”

Esperamos que os guste nuestro microcuento y que en caso de que consigamos llegar a las fases finales del concurso nos apoyéis como haremos nosotros con todos los relatos que vayáis a presentar.

Si queréis os ponemos a vuestra disposición los comentarios de esta entrada, nuestra Facebook o nuestro perfil de Twitter para que dejéis allí vuestros relatos y todos podamos leerlos y disfrutar de ellos.

Más Información –  I Concurso De Microcuentos Eólicos

Te puede interesar

Escribe un comentario