Noruega registra su coche eléctrico número 50.000

Noruega

Noruega está dispuesta para revisar los subsidios a los coches eléctricos debido a las increíbles ventas que están teniendo este tipo de vehículos en todo el país.

Esto ha conseguido que el país sea el mayor en el uso de coches que funcionan bajo baterías en todo el mundo, incluso dañando los beneficios del país, según ha dicho el ministro de finanzas.

Noruega registró su coche eléctrico número 50.000 el lunes pasado, 3 años antes de lo que se esperaba gracias a las ayudas lanzadas por el gobierno que eliminan impuestos y proveen de varios beneficios a los propietarios de este tipo de vehículos, desde lo que es no tener que pagar el parking, estaciones de recarga gratuitas y el permiso para la utilización de carriles exclusivamente dirigidos a los autobuses.

Una quinta parte de los coches vendidos en Noruega han sido eléctricos en este año y la pequeña Noruega, con solamente poco más de 5 millones de personas, consiguió llegar a una tercera parte de las ventas europeas de este tipo de coches según datos oficiales.

Nuestro objetivo es presentar un acuerdo final para revisar el futuro del sector y los impuestos al combustible” dijo el ministro de finanzas.

El sistema actual de incentivos fue aplicado en 2012, pero empezó a recibir muchas críticas el año pasado cuando las ventas del Tesla Model S se dispararon y las arcas del país perdieron de 380 a 510 millones de dólares.

Por otro lado la Asociación Noruega de Coches Eléctricos se excusa en que los beneficios necesitan ser mantenidos durante más tiempo debido a que solamente el dos por ciento de los coches en las carreteras son eléctricos, una relación pequeña incluso si Noruega es el líder en estos momentos en este sector por un amplio margen.

Noruega genera cerca del 100 por ciento de su electricidad desde la energía hidroeléctrica, así que el cambio a coches eléctricos resulta en una reducción drástica de las emisiones de gases invernadero. Esto también es parte de los planes del país en reducir este tipo de emisiones en un 40 por ciento para el año 2030 comparado a los niveles de 1990.

Te puede interesar

Escribe un comentario