Noruega fija un límite para la caza de ballenas

 Ballena

Noruega fijó el pasado 1 de abril en 1286 el número de ballenas que podrían ser cazadas en sus aguas en 2014, entre el 1 de abril y el 30 de septiembre. Se trata de una cuota idéntica a la de los años precedentes, pero que los balleneros noruegos no cumplen.

“Esta año, hemos establecido una cuota que garantice una continuidad y un marco satisfactorio para el sector de la caza de ballenas“, ha declarado la ministra de pesca, Elsabeth Aspaker.

Ciertamente, Noruega es uno de los dos únicos países en el mundo, con Islandia, que practican la caza comercial de ballenas, y Oslo y Reykjavik piensan que la población de estas especies cazadas es suficientemente abundante.

Este anuncio llega al día siguiente de un importante traspiés para la industria ballenera: la Corte internacional de justicia (CIJ) ordenó el pasado lunes en Japón, un importante cazador de rorcuales comunes, especie mucho mayor que el pequeño rorcual cazada por los Noruegos, de poner fin a esta práctica.

Te puede interesar

Escribe un comentario