Noruega deja de apoyar la caza de focas

foca

Noruega dejar de apoyar la caza de focas, una medida que podría significar el fin de esta actividad controvertida en los países escandinavos. Como parte de la revisión del presupuesto, una mayoría de los miembros votó su eliminación, a partir de 2015.

“Es importante tener en cuenta que el Parlamento no ha accedido a la prohibición de la caza de focas, pero tememos que la caza en realidad desaparezca con las subvenciones, dijo Geir Pollestad, presidente de la comisión parlamentaria para el comercio y la pesca. A sí mismo se opuso a la supresión de las ayudas públicas. La industria se encuentra en una situación difícil, ya que detuvo el comercio de productos de foca en la UE.

Recordó que a razón de 12 millones de Coronas por 12 000 focas cazadas, la ayuda estatal representaba 1.000 coronas (unos 110 euros) por animal. Según la Dirección de Pesca de Noruega, las subvenciones constituyen el 80% de los ingresos de los profesionales de la caza de focas.

La UE introdujo en 2010 un embargo sobre los productos de caza comercial de focas en Noruega -que no es miembro de la Unión- y en Canadá, justificando esta medida por las “preocupaciones morales de la gente” frente a los métodos de caza “crueles”. Las focas son generalmente cazadas con fusiles y palos equipados con una punta de metal para aturdirlas.

Te puede interesar

Escribe un comentario