Nissan sancionada en Corea del Sur por coches diésel más contaminantes de lo anunciado

Nissan

El fabricante japonés Nissan se ha puesto al mismo nivel del escándalo protagonizado por Volkswagen. El gobierno surcoreano anunció el pasado 16 de mayo, que iba a infligir al fabricante una multa de 247.000 €. Seúl le acusa de haber manipulado los datos de emisiones contaminantes de los motores diésel de uno de sus modelos faros SUV: el Qashqai. El Ministerio de Medio Ambiente surcoreano añadió que iba a ordenar la retirada de cientos de ejemplares de este vehículo.

Esta decisión ocurre tras unas investigaciones llevadas a cabo sobre 20 modelos de vehículos diesel en el mes de diciembre, en Corea del Sur. Los tests revelaron que los Qashqai diésel de Nissan, iban equipados con un sistema que permitía que figurasen como menos contaminantes de lo que eran realmente.

10 días para presentar alegaciones

El sistema desactiva un mecanismo de reducción de emisiones a partir de una temperatura de 35 grados. Según el Ministerio, cuando el aparato de reducción de emisiones estaba detenido, el nivel de emisiones del vehículo era equivalente, o incluso más alto, que el de los vehículos Volkswagen equipados con sistemas de programación engañosos.

Las autoridades coreanas concede un plazo de 10 días a Nissan para presentar sus alegaciones, antes de la aplicación de las sanciones. El grupo japonés había anunciado la semana pasada una participación en un 34% en el capital de su compatriota Mitsubishi Motors, él también afectado por un escándalo de tests falsificados y debilitado por la caída de sus acciones en bolsa.

En Francia, los tests llevados tras las revelaciones de Volkswagen han hecho aparecer que en condiciones reales de conducción, la totalidad de los 52 vehículos probados superaban las normas de emisiones autorizadas. Sobre las 15 marcas evaluadas, Peugeot y BMW se clasifican entre las menos altas. Renault y Opel están sin embargo a la cola.

Te puede interesar

Escribe un comentario