Nanogenerador que produce energía

La nanotecnología ofrece una enorme posibilidad de aplicaciones para mejorar la vida de las personas. Esta ciencia trabaja en desarrollar dispositivos tecnológicos en tamaños muy pequeños, utilizan medidas microscópicas que no pueden observarse con el ojo humano pero que son útiles para resolver problemas.

Científicos del Instituto de Tecnología de Georgia diseñaron un nanogenerador o chip flexible que solo utiliza movimientos corporales para producir electricidad, no necesita de baterías, cables ni recargas eléctricas.

Este dispositivo tiene suficiente potencia para ser utilizado en pantallas de cristal líquido, diodos emisores de luz y diodos laser. Este tipo de tecnología podría tener diversas aplicaciones como productos electrónicos que reciben energía del nanogenerador solo caminando o presionando los dedos, o en el ambiente, entre otros.

El nanogenerador es absolutamente comercial y se realizaron pruebas interesantes como usarlo para generar energía a una luz LED y a un cristal líquido del que se utiliza regularmente en ordenadores, calculadores y otros electrónicos solo con presionando los dedos.

Los nanocables que forman el nanogenerador de oxido de zinc son los encargados de generar corriente eléctrica cuando se realizan movimiento de estiramiento o flexión. El cual puede ser realizado por diferentes medios como caminar, latido cardiaco, flujo sanguíneo y otros movimientos corporales. Pero también puede ser activado por el viento, ruedas u otras condiciones ambientales.

Estos dispositivos son muy pequeños pero en ellos caben millones de minúsculos cables de oxido de zinc para generar electricidad en forma eficiente. Estos nanocables son colocados en chips de polímero flexible. 5 de estos pequeños nanogeneradores tienen el mismo voltaje que dos pilas AA.

Esta tecnología esta en pleno desarrollo pero en unos pocos años seguramente estarán en el mercado para gran cantidad de aplicaciones.

La generación de electricidad por medio de esta fuente es muy innovador puede producir una verdadera revolución en el siglo XXI.

La nanotecnología esta en plena etapa de investigación y desarrollo pero las perspectiva son muy positivas.

FUENTE: Revista de la energía

Te puede interesar

Escribe un comentario