Naciones Unidas clama por parar la pérdida de bosques naturales por 2030

Cumbre sobre el clima

Gobiernos, compañías multinacionales y activistas están prometiendo parar la pérdida de los bosques naturales de todo el planeta por 2030.

Una declaración anunciada como parte de la Cumbre sobre el Clima 2014, que está siendo celebrada en Nueva York, promete parar el ratio de desforestación para el fin de esta década y restaurar los cientos de millones de acres de tierra degradada.

Los creadores de la declaración en Nueva York claman que los esfuerzos podrían salvar entre 4500 billones y 8800 toneladas de emisiones de carbono por año hasta 2030, el equivalente a eliminar a todos los coches que circulan en el mundo.

Reino Unido, Alemania y Noruega han prometido participar en 20 programas para los dos próximos años para pagar a países para la reducción de su deforestación lo cual podría llegar a ser más de 700 millones de libras esterlinas.

Deforestación

Compañías como Kellogg’s, Marks & Spencer, Barclays, Nestle, la gigante del aceite de palma Cargill y organizaciones como RSPS, WWF y la IUCN han firmado la declaración.

Otros de los objetivos de esta declaración, para el fin de la pérdida de los bosques naturales del planeta, serán de vital importancia para limitar el aumento de las temperaturas globales a 2 grados, ya que siendo superado este límite el impacto del clima sobre el planeta podría ser catastrófico, sino lo es ya.

Esto proviene después de un análisis que sugiere que el uso de las tierras para la desforestación significa el 8% de las emisiones de carbono, con el dióxido de carbono lanzado a la atmósfera cuando los árboles son quemados ya sea para agricultura o desarrollo.

La restauración de 350 millones de hectáreas para el fin de esta década, un área mayor que la propia India, tendría beneficios para el clima. Aparte de que estas acciones reducirían la pobreza, mejoraría la seguridad sobre las provisiones de comida, mejorarían las leyes, la seguridad de los derechos de los pueblos indígenas y beneficiaría a todas las comunidades alrededor del mundo.

Por otro lado, Jumi Naidoo, director ejecutivo de Greenpeace Internacional, quién no ha firmado la declaración, ha dicho que se necesitan leyes más fuertes para proteger a los bosques y las personas, y ha avisado que este compromiso echa en falta objetivos más importantes. Naidoo dijo: “Mientras se celebra los anuncios hechos en papel hoy, bosques y las personas que viven de ellos están todavía ante desafíos inminentes que deben ser solucionados si queremos que la declaración sea una realidad.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario