Muros Trombe para aprovechar la energía del sol

Hay varias técnicas que se aplican en la construcción bioclimática para aprovechar la energía solar. Una de ellas son los muros Trombe que se pueden incorporar en el diseño de una vivienda para poder climatizar la casa utilizando la energía solar pasiva.

Esta forma de aprovechar la energía solar no es nueva ya que fue conocida en la década del 50 pero hoy no esta tan difundida pese a su gran utilidad.

Los muros Trombe son muros de 10 a 40 cm de grosor construido con ladrillos o piedra, orientado hacia  la dirección  donde hay mayor exposición solar para que la radiación para llegue bien a esa parte de la edificación.

El muro se pinta de negro para que absorba más la energía solar y delante tiene una pared de vidrio que forma una cámara de aire. El sistema es simple la radiación choca contra el muro oscuro que produce calor y el vidrio no permite que se escape y este se transporte y expanda hacia la casa.

Colocando correctamente las ventilaciones que regulan la circulación de aire también se puede sacar el aire caliente del interior para que este mas fresco. Las habitaciones calefaccionadas son muy cómodas ya que el calor es distinto al proporcionado por un equipo.

Los muros Trombe son aconsejados para zonas con mucho sol y que tienen amplitud térmica  no es muy eficiente este sistema en lugares nublados y con poca radiación solar al año.

Esta técnica de construcción tiene una alta eficiencia y un bajo costo por lo que si estas por construir tu casa puedes incorporar en el diseño este aspecto que te hará ahorrar dinero en energía y climatización sin resignar confort.

Lograr una casa bioclimática nos permitirá tener un lugar agradable, estético con alta eficiencia energética y poco gasto en energía artificial. Es una inversión que a mediano plazo vale la pena ya que se ahorran miles de euros en energía.

Te puede interesar

Escribe un comentario