Monsanto condenado por la intoxicación de un agricultor francés

monsanto

Se trata de un largo combate que por fin termina para Paul François, agricultor francés comprometido desde cerca de 10 años en una batalla contra el gigante americano Monsanto. El pasado 10 de septiembre, el Tribunal de Lyon le dio definitivamente la razón, concluyendo que la firma multinacional era responsable del prejuicio que le ocasionó tras la inhalación de un pesticida para el maíz.

El tribunal confirma así el juicio en primera instancia que en febrero de 2012, reconoció responsable a Monsanto y lo condenó a indemnizar completamente al agricultor francés. La acusación se basa en no haber informado sobre las reglas en materia de embalaje y de etiquetado de los productos.

Para el agricultor, esta decisión es histórica, y que por primera vez un fabricante de pesticidas es condenado a indemnizar a un agricultor por haberlo intoxicado. Esta decisión es el punto de partida de un gran movimiento de indemnizaciones. De esta forma abre una brecha en la responsabilidad de los fabricantes llamando a la creación de un fondo para indemnizar a las víctimas de los pesticidas.

El reconocimiento de la responsabilidad de Monsanto en este asunto es fundamental. Las firmas que ponen en el mercado estos productos deben comprender que a partir de ahora no podrán desentenderse de sus responsabilidades con relación a los poderes públicos o a los usuarios, puesto que se les pedirán cuentas. Se trata de una etapa importante para todas las demás víctimas de los pesticidas que esperan por fin ver confirmada la responsabilidad de firmas con la aparición de enfermedades que les afectan.

No cabe duda de que este agricultor francés quedará como el primero en Francia en haber provocado la condena del gigante de la agroquímica americano. En cualquier caso es el primero en haber roto el silencio sobre los peligros de los herbicidas, insecticidas y otros pesticidas durante mucho tiempo presentados como beneficiosos.

Te puede interesar

Escribe un comentario