Mitos sobre el litio

El litio es un metal esencial hasta ahora para la fabricación de las baterías de los coches eléctricos.

Como es bastante nueva su utilización surgen mitos sobre este recurso.

  • El litio es un recurso natural escaso: Esta afirmación es cierta pero se espera que no ocurra lo mismo que con el petróleo que se están agotando todas las reservas. Bolivia, Afganistán y Argentina son los que mas reservas poseen. Debido a que existen grandes reservas de litios y se utiliza muy poca cantidad en cada batería, por lo que se calcula que alcanzaría para  3000 millones de vehículos eléctricos o 2 siglos de fabricación de estos medios de transporte.
  • El litio es un combustible: Este mineral no es un combustible ya que no cambia químicamente.
  • El litio puede ser el petróleo del mañana: En parte es cierto ya que se espera que en el futuro los vehículos eléctricos sean utilizados en forma masiva en todo el mundo. Pero las ventajas del litio sobre el petróleo es que no contamina y se puede reciclar,
  • Reciclar el litio no es rentable: El litio se puede reciclar ya que no se quema como un combustible fósil. Actualmente no es rentable debido a que se hace en pequeñas cantidades pero si se recicla en cantidades industriales es económicamente sustentable y por ende más barato. Es una gran ventaja que se pueda reciclar ya que se puede alargar el uso del litio.

El litio aun es poco explotado pero se espera que en el futuro sea una gran industria ya que es vital para la producción de productos tecnológicos asociados a las baterías ion de litio. Con el avance de la tecnología se logra reducir la cantidad de litio que se usa en cada batería por lo que se mejora la eficiencia de las mismas.

El litio es más amigable que el petróleo debido a sus cualidades menos contaminantes y de su capacidad de ser reciclado.

FUENTE: Reporte energía

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Jordi Gomez dijo

    Y los medios de explotación de las salitreras de donde se extrae ese litio ¿que tal están? alguien tiene en cuenta que en Bolivia lo extraen a mano (pico y pala) y se quedan medio ciegos haciéndolo por el reflejo del sol sobre la sal… volvemos a cometer los mismos errores de los que queremos huir y además continuamos generando desigualdades cada vez en mayor grado.

Escribe un comentario