Mercado de carbono en Europa

El mercado de carbono comienza a funcionar en Europa en el año 2005 su objetivo era fomentar el ahorro energético y reducir la contaminación especialmente del C02.

El funcionamiento es bastante fácil el gobierno asigno derechos de emisión a cada sector industrial quien contamine menos, puede vender a otras empresas sus bonos de emisiones de CO2.

En teoría este mercado permitiría en un futuro importantes reducciones de gases y mejorar la calidad ambiental del planeta pero se convirtió en un negocio, mas que en una herramienta de gestión ambiental.

Actualmente este mercado mueve en Europa alrededor de 90.000 millones de euros por año, es un gran negocio para muchas empresas pero esto no se ve reflejado en una relevante y concreta disminución de las emisiones de CO2. Todo lo contrario la tendencia es un aumento de las emisiones a nivel mundial.

Este mercado ha tenido varias fallas en cuanto a su diseño por lo que gran parte de los que participan en este mercado son especuladores como bancos, consultoras, brockers e inversores financieros que solo se preocupan por ganar dinero fácil y no por lograr reducir los niveles de contaminación.

Lo positivo del mercado de carbono que algunas empresas logran encontrar financiación o liquidez pero no siempre lo utilizan para emitir menos gases a través del uso de energía y tecnología  limpia.

La Unión Europea defiende el mercado de carbono pero hasta el momento los efectos no son los deseados a nivel ambiental.

Se requiere de otro tipo de acciones más directas para poder cambiar el comportamiento de algunas empresas que solo le interesa generar ganancias sin importar los costos ambientales, ya que sino seguirán contaminando mientras sea negocio para ellos.

El mercado de carbono no esta generando un mejor desempeño ambiental a las empresas sino haciendo ganar dinero a algunos pocos, se debería rever su diseño y funcionamiento para hacerlo mas eficiente con respecto a sus objetivos de creación.

Te puede interesar

Escribe un comentario