Menos productos químicos para la impresión del textil

Textil

La impresión del textil utiliza muchos productos químicos que terminan por llegar al medio ambiente. Gracias a los progresos revolucionarios en impresión digital, un consorcio financiado por la Unión Europea ha dividido por 10 la cantidad necesaria de productos químicos.

La impresión del textil estaría a punto de conocer una revolución mayor. Desde hace varios años, el proceso clásico de impresión sobre textil requiere la aplicación de una gran cantidad de productos químicos, lo que consume mucha agua y energía. También impone utilizar una pantalla de serigrafía para cada color que se va a imprimir, y hay que producir una cantidad mínima de pasta de impresión para garantizar la calidad del conjunto del lote. Esta pasta queda en parte en las pantallas y debe ser limpiada con agua, que luego hay que tratar. Al final, se estima que el 90% de los productos químicos utilizados no permanecen en las fibras del tejido.

Sin embargo, la impresión de tipo chorro de tinta evita todas estas formas de desperdicio. Lo único que queda está relacionado con el mantenimiento de las cabezas de impresión. Este método de impresión ha penetrado progresivamente en el sector de los textiles a lo largo de estos últimos años, pero unas limitaciones técnicas han impedido usarlo a gran escala. En efecto, el flujo no superaría los 5 metros por minuto, por culpa del funcionamiento intermitente de la mayoría de las impresoras digitales para los textiles. Por comparación, el proceso tradicional de acabado alcanza 40 metros por minuto.

El gigante del textil TenCate se ha asociado con el proveedor de equipamientos Reggiani Macchine para concebir una nueva técnica de impresión de tipo chorro de tinta. Esta técnica promete eliminar todos los obstáculos con relación a la impresión digital sobre textil. El proyecto, acabado en julio de 2015, ha demostrado la viabilidad técnica e industrial para unas aplicaciones económicamente viables, y sobre todo ha mostrado que superan los procesos tradicionales desde un punto de vista técnico, económico, y del respeto del medio ambiente.

Te puede interesar

Escribe un comentario