Menos petróleo, gas y carbón para limitar el calentamiento a 2° C

Petroleo

Una tercera parte de las reservas de petróleo, la mitad de las de gas y más del 80% de la del carbón deberán de dejar de ser explotadas, si queremos evitar el recalentamiento del planeta. Se trata de la terapia de choque prescrita por dos investigadores británicos en un estudio publicado en la edición de la revista Nature el jueves 8 de enero. Se trata de un parón radical para una economía global marcada por su adicción a los recursos fósiles.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha advertido que para mantener al menos una posibilidad entre dos de contener el aumento de la temperatura a final del siglo por debajo de los 2° C, las emisiones globales de CO2 no deben exceder entre 2011 y 2050, una horquilla que va de los 860 a los 1180 millones de toneladas, o gigatoneladas (Gt).

Sin embargo, las reservas fósiles del mundo representan unas 2.900 Gt de CO2, casi tres veces las emisiones tolerables. Los recursos, es decir el material fósil presente en el subsuelo de la tierra, son casi cuatro veces más altos (alrededor de 11 000 Gt).

La conclusión es obvia: hay de tiempo hasta el 2050 para abstenerse de extraer y quemar la mayor parte de las reservas fósiles. La originalidad del estudio de dos investigadores, Christophe McGlade y Paul Ekins, del University College de Londres, está en haber tratado de cuantificar el “sacrificio” necesario, dependiendo de los países o grupos de países, y haber diferenciado entre el petróleo convencional y no convencional, gas convencional y no convencional, y carbón.

Te puede interesar

Escribe un comentario