Mientras menos capas de hielo, más tráfico marítimo

barco-deshielo

Según el Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat de les Illes Balears, el aumento del tráfico marítimo en todo el mundo está relacionado con la disminución de las capas de hielo. El CSIC ha realizado diversos estudios sobre esto y ha publicado uno hace poco en el que afirma que para el año 2050 se derretirán todas las capas de hielo por completo durante el verano.

Existen evidencias científicas cuantitativas del aumento que ha sufrido el tráfico marítimo en el periodo 2010-2014. También se ha relacionado este fenómeno con el aumento del deshielo y por consiguiente el aumento de trayectorias y rutas marinas. Mientras menos hielo hay, más posibilidades para el tráfico marino.

En diversos modelos que estudia el avance del deshielo, observando las distintas variables que lo provocan, entre ellas el aumento de gases de efecto invernadero, se prevé que para el año 2050, ya no quedarán hielos en la época de verano, por lo tanto, podrán aumentar las rutas marinas. Estos modelos generan una incertidumbre porque hasta ahora, no se conoce bien el daño que puede provocar el tráfico marítimo en el deshielo.

Para poder estudiar esta situación se analizan y se compara la relación que existe entre las principales trayectorias de los barcos y las capas de hielo. El cálculo del tránsito en las principales rutas mostraba que las concentraciones de barcos pesqueros aumentaban entre el mes de julio y octubre. En cuanto a las dinámicas del hielo y las capas, el mínimo de hielo se daba en septiembre, justo cuando había mayor pico en la concentración de actividad pesquera.

Analizado el aumento del deshielo en el año 2014, se correlacionaba el hecho del aumento del tráfico marino y el aumento del deshielo. En enero, el 57% de las zonas de Noruega y el Mar de Barents eran hielo, por lo que la actividad pesquera era menor. En octubre, sin embargo, la zona sin hielo alcanzaba casi el 80% de la superficie, y la tasa de tráfico marítimo era mayor. Por lo tanto, esto confirma que el tránsito de barcos intensivo va provocando daños en las capas de hielo y que cada vez el deshielo será mayor.

Te puede interesar

Escribe un comentario