Mas energía menos bosques

Brasil y Perú firmaron este año un acuerdo energético por lo construirán  5 centrales hidroeléctricas lo cual estiman expertos que ocasionara la perdida de 1,5 millones de hectáreas de bosques en los próximos años.

Se prevé que se abrirán por lo menos 1000 kilómetros de carreteras por lo que se desmontaran zonas boscosas para la construcción de la infraestructura de la central hidroeléctricas así como las torres de alta tensión para luego transportar la energía.

Estas centrales producirán alrededor de 7200 Megavatios. Pero lo mas discutible es que Perú no necesita generar tanta energía para su propio consumo por lo que alteraran y destruirán gran parte de sus ecosistemas naturales sin una necesidad real de producir energía. Que en caso de necesitarla cuenta con otras fuentes de energía menos dañinas.

Otro aspecto oscuro a este proyecto es la falta de realización de una evaluación de impacto ambiental ya que en las zonas previstas las construcciones de estas centrales hidroeléctricas hay poblaciones indígenas, gran cantidad de especies animales y vegetales, ríos, entre otros recursos naturales que se verán afectados o directamente destruidos.

La energía hidroeléctrica debe ser bien planificada y tomar medidas adecuadas para disminuir el impacto negativo en el entorno para que ofrezca más beneficios que consecuencias negativas.

Para especialistas en medio ambiente y grupos ecologistas ya no se deben construir enormes centrales hidroeléctricas ya que hacen mas daño que no se equipara a la producción de energía que generan. Se aconseja construir cuando se requiere pequeñas centrales que abastecen a comunidades locales específicas.

No se pueden destruir miles de hectáreas y zonas que absorben naturalmente dióxido de carbono por un poco más de energía que puede ser producida mediante otras fuentes renovables pero no genere tanto daño.

Hay mucha preocupación tanto en Perú como en Brasil por parte de las comunidades que habitan las zonas donde se instalaran  las plantas.

Todavía se esta a tiempo de evaluar si realmente vale la pena destruir tanta biodiversidad por un poco mas de energía.

FUENTE: IPS noticias

Te puede interesar

Escribe un comentario