Marruecos pospone la apertura del mayor proyecto de energía solar del mundo

Marruecos

La semana pasada estuvimos hablando del gran objetivo de Marruecos al querer convertirse en uno de los principales actores de la industria de las energías renovables de todo el mundo. Inversiones y diversas fases para un proyecto Noor-1 que permitirá a este país la creación de muchos puestos de trabajo y ser menos independientes de otros países en la cuestión energética, tan importante para el devenir del futuro de un país.

Hoy hemos conocido que Marruecos ha pospuesto, sin ninguna explicación, la inauguración de Noor-1, una planta de energía solar que iba a ser abierta este domingo en Ouarzazate, como parte de lo que será las mayores instalaciones para la producción de energía solar del mundo.

Cuando fueron preguntados por el retraso, la agencia de comunicaciones que organizó la inauguración no ha dado ninguna razón para este imprevisto en el último minuto. Con una capacidad de producción de electricidad de 160 megavatios, Noor-1 se supone que permitirá a Marruecos reducir la emisión de gases invernadero.

Este complejo debería permitir a Marruecos cortar las emisiones de dióxido de carbono por 240.000 toneladas por año según algunas estimaciones dadas por el ministro de energía. El proyecto cuenta con dos fases más, Noor 2 y Noor 3, que seguirán su incorporación para 2016 y 2017, y lo que sería una última, Noor 4 abierta a inversores que vean a Marruecos como uno de los actores principales de este sector para los próximos años y décadas.

Una vez que todas estas fases estén completas, Noor será el mayor complejo de producción de energía solar del mundo al cubrir un área de 30 kilómetros cuadrados. Generará 50 mW y proveerá de electricidad a millones de hogares.

La gran visión de esta planta es desligarse de su gran dependencia en la energía y llevar la producción de energías renovables al 42% de su demanda total para el año 2020.

Te puede interesar

Escribe un comentario