Mariposas y libélulas pierden su color por culpa del calentamiento climático

mariposas

Se trata de un nuevo ejemplo de la teoría de los climas, cuyos actores son los insectos alados. A escala del continente europeo, las mariposas y las libélulas presentan colores oscuros, sobre todo localizados en el norte, en los países donde las temperaturas son más frescas, mientras que sus homólogos de colores claros prefieren el sur, inundado de sol.

Pero eso no es todo, a lo largo de los dos últimos decenios, las especies más pálidas han ido ganando terreno, al ritmo del aumento de las temperaturas.

Dirk Zeuss (universidad de Marbourg) y sus colegas han pasado por la lupa a 366 especies de mariposas presentes en Europa y a otras 107 especies de libélulas, deteniéndose en su distribución espacial, en el color de su cuerpo y de sus alas.

La conclusión es chocante: cuanto más lejos están de la zona mediterránea, donde los lepidópteros y los odonatos de coloración clara están más presentes (con una supremacía en la península ibérica, Cerdeña, Sicilia, los Balcanes), más se ensombrecen las especies. Los insectos con aspecto oscuro colonizan las latitudes más altas (norte de Gran Bretaña, Noruega, Suecia, Finlandia).

“Para dos de los principales grupos de insectos, hemos demostrado una relación directa entre el clima, el color y el hábitat“, dicen los autores de este estudio.

Te puede interesar


Escribe un comentario