Marea negra en Bangladesh

Marea negra

Una marea negra asola el tesoro de la biodiversidad mundial ante la indiferencia de la comunidad internacional. El mayor bosque de manglares del mundo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, un paisaje natural excepcional, está siendo cubierto por una capa viscosa de aceite. Problema: el derrame tiene lugar en Bangladesh, donde los desastres son tan comunes que pasan desapercibidos.

El martes 9 de diciembre por la mañana, con un tiempo brumoso, un barco chocó con un camión cisterna en el sur de Bangladesh, en el área protegida de los Sundarbans, en el delta del Ganges, en el mismo lugar donde los manglares se extienden sobre más de 10.000 km². Durante cuatro días, 350 mil litros de aceite se han dispersado en las lagunas, contaminando casi 50 km².

“Esto es un desastre ambiental que tendrá efectos duraderos en los ecosistemas frágiles de los Sundarbans” dice Abdullah Harun Chowdhury, profesor de ciencias ambientales en la Universidad de Khulna donde ocurrió el desastre. Durante la marea baja, el aceite se deposita en los troncos y ramas de los manglares que, privadas de oxígeno, pueden morir. Luego se extiende sobre los fondos de lodo, sofocando la vida silvestre y la fauna.

Cuando se queda en la superficie del agua, el aceite impide la entrada de luz, especialmente en esta época del año, que los días son cortos, provocando la desaparición del plancton del que se alimentan los peces.

Te puede interesar

Escribe un comentario