Los veranos calurosos serán la norma en Europa

Calor

Europa es hoy en día diez veces más susceptible que en la década del 2000 de conocer veranos “extremadamente calientes” a causa del cambio climático antrópico. Eso es lo que los investigadores del Mett Office, el Servicio Nacional de Meteorología británica, ha publicado en un estudio el pasado 8 de diciembre en la revista Nature Climate Change.

En 2004, unos científicos británicos habían estimado que el calentamiento debido a la actividad humana había “por lo menos duplicado” el riesgo de una ola de calor de gran magnitud en Europa. El nuevo estudio, que se basa en parte en la comparación de las temperaturas medidas en las décadas 1990-1999 y 2003-2012, y en varios modelos climáticos es aún más alarmante.

Los autores se centraron en la Europa Central y del Sur -entre ellos Francia, Alemania e Italia- donde entre las dos décadas se considera que la temperatura media ha aumentado de 0,81° C. Su trabajo muestra que una ola de fuerte calor, que se define por una temperatura superior a 1,6° C por encima de la media para el período 1961-1990, tiene una probabilidad de ocurrir una vez cada cinco años, en lugar de sólo una vez cada cincuenta y dos años, como ocurría en el pasado. Se trata de un riesgo diez veces superior.

En cuanto a las olas de calor de la misma intensidad que la de 2003, cuando el mercurio subió en su conjunto en 2,3° C -y alrededor de 4° C en Francia-, es probable que ahora se produzca cada siglo, y más precisamente cada ciento veintisiete años, en lugar de una vez por milenio.

Esto es sólo el comienzo. Si las emisiones de gases de efecto invernadero permanecen en su trayectoria actual, “un verano tan caluroso como el de 2003 se convertirá en algo muy común en 2040” advierte Nikolaos Christidis. “Este estudio muestra cómo nuestra vulnerabilidad al calor extremo está cambiando rápidamente”, dice Peter Scott.

Te puede interesar

Escribe un comentario