Los riesgos de malformaciones genéticas cerca de los pozos de gas de esquisto

 Feto

La proximidad de pozos de extracción de gas de esquisto o de gas convencional aumentaría ligeramente -alrededor del 3%- el riesgo de malformaciones cardíacas en el recién nacido. Esto es lo que sugiere, con cautela, un estudio realizado en Colorado y que será publicado en la próxima edición de la revista Environmental Health Perspectives (EHP), la revista publicada por el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Medioambiental (NIEHS) americano.

Los trabajos realizados por Lisa McKenzie (Escuela de Salud Pública de Colorado) deberían promover más investigaciones sobre el tema: el desarrollo de de hidrocarburos de esquisto en los Estados Unidos, ha dado lugar a un aumento de instalaciones de gas o petróleo cerca de muchas poblaciones.

En el Estado de Colorado el 26% de los 47.000 pozos de petróleo o de gas se encuentra entre 50 m y 300 m de viviendas, según el Colorado Oil and Gas Conservation Commission.

El trabajo publicado en EHP se basa en el estudio de 125.000 nacimientos registrados en Colorado entre 1996 y 2009. Los investigadores consideraron el lugar de residencia de cada madre y observaron el conjunto de los pozos de gas naturalgas de esquisto y gas convencional- dentro de un radio de 15 km.

La conclusión está clara: existe una relación directa entre las malformaciones genéticas de los niños recién nacidos y los lugares de residencia, cercanos a pozos de extracción de gas esquisto.

Más información – La Comisión Europea dice sí al gas de esquisto

Te puede interesar

Escribe un comentario